Cómo hacer telar de cartón para crear un colgante tejido

Tejer es una actividad muy entretenida. Con agujas de punto, con los dedos, con agujas de ganchillo, con el tricotín, con un telar...

Hoy vamos a fabricar un mini-telar para hacer un colgante tejido. Fácil, rápido, creativo... perfecto para el fin de semana.



Fabricar un pequeño telar es relativamente sencillo. No necesitas muchas herramientas ni grandes estructuras. Con cosas sencillas como un cartón, un tetrabrik, unas maderas... puedes construir uno.

Hoy te vamos a enseñar cómo hacer un pequeño telar con un cartón que podrás utilizar para hacer un colgante.
Si lo haces más largo puedes hacer una pulsera.
Si te decides por uno más largo todavía puedes crear una gargantilla.

Y ya puestos, puedes hacer una bufanda para las muñecas, una funda para tu taza favorita, un acerico, un parche para una chaqueta... con un poco de creatividad te darás cuenta de todas las cosas que puedes crear.

Este tutorial lo hemos encontrado en la página Skip to my Lou. Nos ha gustado porque lo explican de una forma muy sencilla.

Seguro que os sirve de inspiración para hacer vuestros propios telares de cartón y tejer un montón de cosas.


Necesitas:
Cartón, que sea resistente
Tijeras
Hilos de colores, los de bordar son perfectos
Una aguja

El primer paso es cortar el cartón del tamaño que quieras hacer el tejido.
Tienes que hacer marcas en el cartón, tantas como el número de hilos que vas a poner en la urdimbre y hacer un pequeño corte por cada uno en los dos extremos del cartón.
Ahora enrolla el hilo que vas a utilizar como urdimbre de tu tejido (el que hace de base) y pásalo por cada uno de los cortes que has hecho en los dos extremos del cartón.
Puedes ponerle detrás un poco de cinta adhesiva para que no se mueva.

El siguiente paso es empezar a tejer. Utiliza una aguja de gruesa para que el trabajo sea más sencillo.
Para empezar ata el hilo que va a hacer de trama en la parte de atrás, enhebra la aguja y comienza a pasarla por debajo y por encima de la urdimbre. Fíjate en la imagen 3.

Cuando quieras cambiar de color, sólo tienes que atar el cabo en la parte de atrás y comenzar. Puedes cambiar de color tantas veces como quieras.

Para terminar sólo tienes que cortar la urdimbre por la parte de atrás del cartón y atar los cabos de dos en dos.

Coloca los cabos con los nudos en la parte de atrás del tejido y pega un trozo de fieltro para que quede más rígido.
Puedes pegarlo sobre una base metálica para hacer un colgante y ponerle una cadena. 

Y ya puedes presumir de colgante tejido por ti.

Ahora anímate y haz muchos más.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada