Cómo hacer cuencos dorados para mamá

Se acerca el día de la madre y seguro que ya estás buscando un regalo muy especial para hacerle con materiales reciclados ¡muy bien! Siempre utilizando materiales reciclados.



Como este año se ha vuelto a poner de moda el papel maché, hoy os traemos dos ideas muy originales para hacer un regalo para el día de la madre con este material.

El papel maché es una masa que se hace con papel que ya no vamos a utilizar, por ejemplo papel de periódico.

El papel maché es muy versátil y se puede utilizar para hacer muchas cosas, manualidades fantásticas.

En otras ocasiones te hemos hablado del papel maché, como cuando te enseñamos a hacer una cabeza de unicornio. Pincha aquí.
O cuando aprendimos a hacer pulseras anchas reciclando papel de regalo. Pincha aquí.


Pero hoy vamos a aprende a hacer unos cuencos para el día de la madre. Estos cuencos los puede usar mamá para dejar sus anillos, pendientes, monedas, flores secas y todo lo que se le ocurra.

Esta idea la hemos encontrado en la página Por cuatro duros ¡gracias por tan magnífico tutorial!
Os invitamos a que visitéis su página para aprender a hacer un montón de cosas.

Necesitas:
Hojas de periódico. Con 12 tendrás suficientes
1 litro de agua
1/4 de litro de cola blanca.
Papel transparente de alimentos
Un rodillo
Un barreño
Una batidora
Un cuenco
Aguaplast
Lija
Pintura dorada
Pincel

Corta el papel en trozos pequeños y ponlo en un barreño. Añade agua y deja reposar para que se empape bien.

Quita agua y pasa la batidora por el papel para que se haga una pasta. Retira todo el agua que puedas. A continuación añade poco a poco la cola y remueve para que se mezcle bien. Habrás terminado cuando te quede una masa consistente.

Separa un poco de masa de papel para hacer la base.

Corta un trozo de papel transparente y ponlo sobre una mesa. Coloca encima la masa de papel maché y aplástalo con un rodillo. 

Cuando tengas una lámina más o menos fina y grande, colócala encima de un cuenco al que has dado la vuelta. Fíjate en la imagen.

Ahora utiliza la pasta que has reservado para hacer un "churrito" como los que hacíamos con la plastilina. Colócalo en la parte de arriba del cuenco. Fíjate en la fotografía.

Aplasta con los dedos y ve uniendo el "churro" con el cuenco. Utiliza un poco más de masa de la que habías reservado para que te resulte más sencillo.


Ahora deja reposar hasta que esté completamente seco.
El siguiente paso consiste en la decoración del cuenco.
Prepara un poco de masa de aguaplast y extiéndela en el interior del cuenco.
Cuando esté seca lija el interior con una lija de grano medio, hasta que quede completamente liso.

Limpia bien con un trapo húmedo para que no quede polvo y aplica una primera capa de pintura.
Deja secar y aplica una segunda capa.
Y ya tienes listo el cuenco dorado.

Puedes hacer cuencos de otros colores, o hacer una serie de diferentes tamaños.
Seguro que a tu madre le encanta este regalo tan original y hecho por ti.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada