Regalos para San Valentín: mensaje en una botella

Una de las formas más originales de mandar mensajes de amor es es una botella.
Los mensajes en botella son románticos y son el regalo ideal para San Valentín.
Mensaje en una botella para San Valentín por Recicla Inventa

Busca una vieja botella, un corcho y escribe una bonita carta.
Hoy te damos algunas ideas para que te inspires.
Leer más.


Mensaje en una botella inspirada en el mar
Para este proyecto necesitas una botella, un poco de arena de playa y pequeñas conchas y caracolas.
Mensaje en una botella para San Valentín por Recicla Inventa
Introduce todos los materiales en la botella y escribe un bonito mensaje y ciérrala con un corcho.
Añade cordones de colores y algún pequeño detalle con encanto y el resultado será maravilloso.
Este proyecto lo hemos encontrado en la página Jensinkspot.


Mensaje en una botella con pétalos de rosas
Necesitas una botella, un corcho, unas cuantas rosas y unas pequeñas llaves.
Escribe un bonito mensaje de amor en una hoja y enróllala. Átala con una cinta e introdúcela en la botella.
Quita los pétalos de las rosas y mételos en la botella.
Mensaje en una botella para San Valentín por Recicla Inventa

Ata las llaves en un cordondito y sujétalo al corcho por la parte de dentro.
Cierra la botella y prepárate para una lluvia de besos cuando lean tu precioso mensaje de amor.
Esta idea tan bonita la hemos encontrado en la página Unique Valentine Gift.


Mensaje de amor en un pequeño bote
Si te gusta la idea del mensaje en la botella, pero piensas que es muy grande, puedes hacer lo mismo en un pequeño bote de cristal.
Necesitas el pequeño bote de cristal, un pequeño corcho, una cinta de raso o de algodón y algún pequeño adorno.
Mensaje en una botella para San Valentín por Recicla Inventa

También puedes añadirle una cadena para que tu persona amada lo lleve en el cuello.
Y no olvides meterle un pequeño papel con un gran mensaje de amor.
Esta idea la hemos encontrado en The Paper Package.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada